M

Biología Imaginaria

Nimee Fen, la reunión del bosque y de la Pradera Micobionte.

 

La biología imaginaria es la transformación del mundo natural

a través de la imaginación. Es donde nacen las nuevas criaturas,

las que surgen en mi mente, y de la inspiración generada por el

amor a la naturaleza.

 

Las criaturas se gestan de formas diferentes, ya sea en escultura

o principalmente ilustración. Normalmente hay una idea de partida,

pero es a través del avance en el proceso donde aparecen las formas,

texturas y tonalidades que dan sentido a este nuevo ser.

 

Muchas veces tiene lugar el uso de la pareidolia, fenómeno basado

en la visualización de caras, animales u otras formas en las manchas

abstractas de la acuarela o las técnicas experimentales, además de

todo tipo de objetos o elementos naturales del mundo como nubes

y montañas, cuyas formas sean capaces de sugerir imágenes

reconocibles para el cerebro humano.

El Vermilungo vive en la pradera micobionte, se alimenta de

los tubérculos  de una planta azulada y leñosa que crece en las

zonas mas secas de estos parajes. Se cree que posee dos cerebros,

y su visión es capaz de captar varios planos de la realidad.

huevo

A lo largo de varios años he ido completando el libro Bestiarium,

que recoge mas de 200 plantas y animales imaginarios, con el

afán de generar un amplio estudio sobre los tantos posibles

ecosistemas imaginarios generados gracias a la mente-imaginación

y en colaboración con la inspiración natural.

 

Los organismos poseen características propias, hábitos y hábitats,

así como patrones de conducta y relación para con los demás

seres en su entorno.

 

Estos parajes empiezan a tomar forma física a través de la escultura

en la fase Neue Land Sculpture + Geophilia.

 

Con el tiempo, algunos animales evolucionarán hacia la fase

humanoide-espíritu-deidad.

El Ave Regna es la madre del bosque profundo. Camina entre los

claros y bajo la luna desplega sus alas con innumerables semillas

en gotade agua, que levitando se desprenden, fertilizadas

finalmente por la luz lunar.

 

Su lomo es un laboratorio viviente de formas traslúcidas y  bioluminiscentes,

donde se generan delicados orbes, que se irán transformando en

las crías de Ave Regna.