M

Workshops

El amor por la naturaleza y las ganas de compartirlo. Emoción y creatividad.

 Los talleres  están orientados hacia la sensibilización en el mundo natural y al desarrollo de la creatividad artística y emocional, a través de la creación de terrarios, experimentación con la acuarela y pigmentos, y la danza meditativa o experiencia sonora.  El objetivo es generar vivencias compartidas de reconexión con el entorno y el arte, mejorando nuestro equilibrio físico, mental y emocional para nosotros mismos y nuestro planeta.

Algunos de ellos tuvieron lugar en Educa Nyemeyer, Medialab Prado, OSCEdays in Berlin, o Early Made en Oporto.

 

Los talleres son adaptables para familias / intergeneracional , infantil y adultos. Siguen la línea de uno de los temas: sonido, botánica o arte, pero los temas interactúan entre sí, de forma que los participantes puedan fluir de unas a otras disciplinas canalizando el aprendizaje y la creatividad en momentos prácticos enlazables, enriqueciendo la experiencia.

 

Para ningún taller se requiere experiencia previa, solo ganas
 de aprender, experimentar y disfrutar. La estructura del taller es flexible, en función de las necesidades de los participantes, el tiempo y el espacio en el que vaya a tener lugar. Pueden ser al aire libre o en interiores. Se suelen acompañar de un descanso con infusión y frutos naturales.

 

Cómo nacieron los talleres

Mi deseo es potenciar la sensibilidad de las personas hacia el mundo natural, y redescubrir el amor que albergan al observarlas, al relacionarnos con ellas, aunque estemos en escalas temporales distintas.

 

Con los conocimientos adquiridos tras varios años observando la relación y el cuidado de las plantas, confeccionando pequeños ecosistemas así como su representación a través del arte y la biología imaginaria, empecé a crear talleres multidisciplinares donde las personas pudieran disfrutar de una experiencia práctica sobre el entorno y el arte, pero también sensitiva y consciente, observando y redescubriendo el mundo de las plantas, experimentando con el color, pigmentos y acuarela, y diseñando un jardín en miniatura en una pecera de cristal. 

Continué formándome a través de cursos como Eco-facilitators for a sustainable future en Hungria, sobre ecología profunda y Non-formal education en Turquía. Más talleres de arte, danza y movimiento, y también completando con el Shinrin-yoku. Muchas culturas antiguas tenían una fuerte relación con la naturaleza. En este caso, el Shinrin-yoku, o baño de bosque, es una técnica japonesa de re-conexión consciente con el entorno natural con el fin de mejorar nuestro estado de salud físico, mental y emocional, además de aumentar nuestra sensibilidad y comprensión sobre el valor de la naturaleza y nuestra relación con ella.

Fui integrando estas y otras características en los talleres al aire libre, con actividades o invitaciones de reconocimiento y sensaciones del entorno combinadas con el arte y el movimiento.

 

Como todo elemento de la naturaleza, las plantas son grandes inspiradoras con infinidad de formas y combinaciones de color a la hora de explorar el arte y la ilustración, ya sea científica o más personal y subjetiva.

 

Los conocimientos adquiridos van complementando la estructura de cada taller, generando una experiencia plural y refinada al mismo tiempo.